Seleccione el idioma

Asesoramiento familiar: a quién puede ayudar y cómo

Por Beacon Care Services • 26 de octubre de 2018
  • El asesoramiento familiar puede ayudarmeMejorar las relaciones familiares. Puede ayudar a los miembros de la familia aordene a través de una crisis o evento estresante.

Jenna recuerda la renuencia inicial de su familia a buscar asesoramiento familiar. “Mi esposo estaba preocupado por el costo. Mis hijos temían que sus amigos se enteraran. Y me sentí avergonzado. Pensé: '¿Estamos tan mal que no podemos resolver las cosas por nuestra cuenta?' "

Es posible que su familia también no desee obtener ayuda profesional para los problemas en el hogar. Sin embargo, hacerlo puede ayudar a su familia a identificar y cambiar los patrones de comunicación y comportamiento. Eso puede mejorar la salud de su dinámica familiar.

Cuando buscar ayuda

A veces, una familia tiene problemas para superar una crisis o un evento estresante. O quizás las constantes disputas familiares hacen que la vida en el hogar sea desagradable. Otras posibles razones para buscar asesoramiento incluyen:

  • Cuando un niño o adolescente tiene problemas, tiene problemas de comportamiento o se desempeña mal en la escuela
  • Cuando un miembro de la familia está abusando de una sustancia
  • Cuando las palabras o acciones son física o emocionalmente hirientes.
  • Cuando se usa una lucha física para resolver desacuerdos
  • Durante tiempos de transición familiar (nacimiento de un hijo, hijo que abandona el hogar, separación, divorcio, etc.)
  • Cuando los problemas son recurrentes y nunca se resuelven adecuadamente
  • Cuando un miembro de la familia tiene una enfermedad mental

Encontrar al terapeuta adecuado

Debe buscar un buen terapeuta que se especialice en trabajar con familias. Su médico, la escuela, los amigos, el clero y la asociación local de salud mental pueden ayudarlo. Si le preocupa el costo, su agencia local de servicios familiares y la asociación de salud mental pueden ayudarlo a obtener un asesoramiento que pueda pagar. Asegúrese de que su terapeuta esté autorizado por el estado o acreditado por una organización profesional.

Tu primer encuentro

Durante su primera reunión, el terapeuta:

  • Conozca a cada miembro de la familia
  • Trate de obtener una comprensión básica de la dinámica familiar.
  • Identificar los problemas principales que lo llevaron a la terapia.
  • Trate de aprender sobre las alianzas entre miembros de la familia.
  • Controle los patrones de comunicación y comportamiento
  • Pregunte sobre los valores y creencias familiares, así como sobre las "reglas" tácitas.
  • Revisar el proceso, el tratamiento, la confidencialidad y el costo.

Una vez que su familia conozca al terapeuta, asegúrese de que todos se sientan cómodos.

¿Cómo funciona la terapia?

Su familia puede esperar ver al consejero familiar una o dos veces por semana. La duración de la terapia varía. A veces, la sesión incluirá a todos los miembros de la familia. Pero es posible que el terapeuta desee solicitar ver solo a uno o algunos miembros de la familia juntos. El terapeuta utilizará muchos métodos para aprender más sobre su familia. Puede escuchar, hacer preguntas, reflexionar e interpretar lo que se dice durante la sesión. Podría dar consejos y hacer recomendaciones. Puede que te pida que actúes. O puede asignar "tareas", como llevar un diario o cambiar un comportamiento.

Que esperar

A medida que avanza la terapia, el consejero ayudará a su familia a descubrir los sentimientos subyacentes a los problemas superficiales. Esto puede ser doloroso o preocupante. A veces, puede empeorar el funcionamiento de la familia a corto plazo. Pero resolver los problemas familiares difíciles resultará en una mejor comunicación y una mejor función familiar.